Nuestra Historia

¿Cómo comenzó el sueño?

El sueño de la creación de El Albergue del Padre Pia A.C. nace de una experiencia vivida en la Sierra de Jalisco, con algunas comunidades de esa región, en donde nos encontramos con niños y bebes víctimas de maltrato social, viviendo una devastadora violencia en sus derechos humanos, y que se encontraban en extrema pobreza; no contaban con servicios básicos para tener una vida digna.

Después de esa experiencia que calo profundamente en la vida del fundador, conoció a la Asociación PAIPID, en donde alrededor de tres años fueron los que marcaron y definieron la linea que quería seguir, que era, la de atención de bebes víctimas de maltrato social y/o que vivan con VIH/SIDA. Poco a poco se clarifica la idea de desarrollar un proyecto enfocado en este sector de la sociedad, y así comenzamos a participar con otras instituciones y organizaciones civiles para contribuir y aprender, atendiendo a diferentes grupos vulnerables, en este punto; un 22 de marzo del año 2008 nuestro fundador plasmo en papel lo que el quería y soñaba con hacer, con la poca experiencia, con miedo.

Al pasar 5 años después de esa experiencia y sensibilizados aun mas con las desigualdades sociales y aprendiendo de lo que significaba justicia social, y dignidad humana, se encontró con un sacerdote diocesano llamado Pbro. Rigoberto Ortiz, el lo encauso y no dejo que se desviara con ideas, pensamientos y le enseño a poner en practica todo lo que había aprendido leyendo en los mas pobres y vulnerables, al no tener conocimiento alguno de como iniciar formalmente el proyecto, no tenia idea alguna de lo que se tenia que hacer, como lo debía de hacer, y comenzó a buscar ayuda en otras asociaciones civiles, ya  sumergido en este mar de asociaciones  y de instituciones de gobierno, se topo con que la mayoría lo intento desanimar y lo alentaban a que dejara este proyecto, le decían que iba a fracasar, y muchas otras le cerraron las puertas, pero el le atribuye todo a Dios, dejo el proyecto en sus manos y siguió adelante, y en enero del 2013 El y un grupo de jóvenes, sentaron las bases y la constituyeron legalmente tomando el nombre de El Albergue del Padre Pia A.C. esto debido a la gran devoción y cariño que nuestro fundador le tiene a este santo San Pío de Pietrelccina.

Ahora después de 9 años, teniendo algunos cambios estructurales y con la ayuda de personas y empresas se logra el termino de la construcción de la casa hogar. nuestro fundador vive con el saber que el, es solo un instrumento de Dios, una pluma que Dios utiliza para dirigir su obra, cuando se le acabe esa tinta a esa pluma, Dios encontrara a alguien mas capaz, con mayores habilidades, mas inteligente, encontrara una pluma nueva llena de tinta, y su obra continuara, porque cuando las obras son de Dios nada ni nadie las detiene, sino al contrario crecen.

La columna vertebral de nuestra organización son las bienaventuranzas que Jesús predicó a sus discípulos; es motivados por ellas que hacemos nuestro trabajo con amor y pensando siempre en el beneficio al prójimo. Es en la filosofía de nuestra organización que centramos todas nuestras actividades y su porqué.

PadrePío

¿Quién fue el Padre Pío?

Su nombre fue Francesco Forgione, nació en Pietrelcina, pueblo de la provincia de Benevento, Italia, el 25 de mayo de 1887. Heredero espiritual de San Francisco de Asís, ha sido el primer sacerdote en llevar impreso sobre su cuerpo las señales de la crucifixión. Iniciaba sus labores mucho antes del alba, se dedicaba a la oración con gran fervor aprovechando la soledad y el silencio de la noche. Visitaba diariamente y por largas horas a Jesús Sacramentado, preparándose para la Santa Misa, de donde obtuvo las fuerzas necesarias para su gran labor con las almas, al acercarlas a Dios en el Sacramento Santo de la Confesión;  el Padre Pío confesaba hasta 14 horas diarias.

Realizó iniciativas en dos direcciones: una vertical hacia Dios, por medio de la fundación de los “Grupos de ruego”, hoy llamados “grupos de oración” y la otra, horizontal, con la construcción de un moderno hospital llamado “Casa Alivio del Sufrimiento”, dicha institución tiene la filosofía de apoyar a las personas más pobres de toda Europa. En septiembre de 1968, miles de devotos e hijos espirituales del Padre Pío se reunieron en un congreso en San Giovanni Rotondo para conmemorar juntos el 50° aniversario de los estigmas aparecidos en el Padre Pío y para celebrar el cuarto congreso internacional de los Grupos de Oración. Nadie habría imaginado que a las 2:30 de la madrugada del 23 de septiembre de 1968 sería el fin de su vida terrena. Fue canonizado en 2002 por el papa Juan Pablo II con el nombre de San Pio de Pietrelcina.

Presidente & Fundador

Tomás Guillermo González Jiménez realiza su formación jesuita en el ITESO (Instituto tecnológico de Estudios Superiores de Occidente) convirtiéndose en Licenciado en Administración de Empresas; su servicio social lo realiza en la Sierra de Jalisco, trabajando con las comunidades indígenas y sus cooperativas; fue ahí donde se encontró con la terrible realidad de niños y bebés que vivían con VIH/SIDA. Esto detona la primera inquietud de este joven por querer ayudar a niños con este padecimiento.

Nuestros Objetivos

Nuestro objetivo principal es la construcción de un centro de atención integral especializado en bebés y niños víctimas de maltrato social y/o que viven con VIH/SIDA, brindando acompañamiento de manera integral a niños huérfanos con o sin tutor legal, dando seguimiento a cada caso particular.

  • Impartir talleres y terapias ocupacionales para prevenir enfermedades de transmisión sexual, promover la cultura del buen trato entre individuos y la no violencia, la promoción del cuidado del cuerpo y la salud mental, la apropiación de una sexualidad sana y una comunicación no violenta.
  • Brindar atención y apoyo integral a adultos mayores, discapacitados, adolescentes, madres solteras y demás grupos vulnerables en estado de abandono y/o en condiciones de maltrato social, sean o no portadores de VIH/SIDA.
  • Desarrollar acuerdos con instituciones públicas, privadas y asociaciones que nos permitan generar una red de ayuda integral a los grupos vulnerables que mencionamos anteriormente.
  • Apoyar íntegramente en la defensa y promoción de los derechos humanos y de los derechos de los niños.

Fundador

¡Bienaventurados!

Bienaventurados los pobres de espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados. Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia. Bienaventurados los de corazón limpio, pues ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados serán cuando los insulten y persigan y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa de mí.

¡Un sueño que apenas comienza!

A cinco años de distancia, volteamos hacia atrás y hacemos un recuento de logros, esfuerzos, tristezas y sonrisas, queremos compartir nuestro camino que apenas comienza con ustedes…

Febrero Donación del terreno para la construcción del Albergue.
Agosto Se inicia la campaña de rifas para recaudar fondos.
Septiembre Se funda en Estados Unidos como Albergue del Padre Pío U.S.A.